Te quiero


(Yo te amaba. Fausto Ortiz)


Te quiero con tristeza,
sin remedio,
con la injusta disponibilidad de la amante,
acostumbrada al frío de tu primer invierno,
sometida al egoísmo que corrompe mis ganas.
Te quiero a gritos,
en silencio,
mío y ajeno,
dispuesto y reticente,
recostada en tus adentros,
asida a la amarrillenta calidez de tu carne,
a la fragilidad del beso,
a la terrible claridad de cada una de tus manos.



© Rosa Silverio 2005
Todos los derechos reservados