Mi petición para el 2006


No tengo fe religiosa, por eso, en lugar de pedírselo a Dios, se lo pido a la vida y me lo exijo a mí misma.


Sólo le pido a Dios
Letra: León Gieco/ Canta: Mercedes Sosa

Sólo le pido a Dios
que el dolor no me sea indiferente,
que la reseca muerte no me encuentre
vacío y solo sin haber hecho lo suficiente.

Sólo le pido a Dios
que lo injusto no me sea indiferente,
que no me abofeteen la otra mejilla
después que una garra me arañó esta suerte.

Sólo le pido a Dios
que la guerra no me sea indiferente,
es un monstruo grande y pisa fuerte
toda la pobre inocencia de la gente.

Sólo le pido a Dios
que el engaño no me sea indiferente
si un traidor puede más que unos cuantos,
que esos cuantos no lo olviden fácilmente.

Sólo le pido a Dios
que el futuro no me sea indiferente,
desahuciado está el que tiene que marchar
a vivir una cultura diferente.

Doce deseos para República Dominicana, Quisqueya, la tierra de mis amores...
  1. Que el sistema policial y el poder judicial funcione para que haya justicia. Todo criminal debe pagar por sus acciones. La impunidad es imperdonable. En especial, quisiera ver el momento en que los corruptos de este país (no sólo los pescaditos chiquitos, sino también los grandes) vayan a la cárcel.
  2. Agua potable, energía eléctrica las 24 horas del día, cero basura en las calles... ¿Es esto una utopía?
  3. Una verdadera reforma al sistema educativo, que arreglen todas las escuelas que están deterioradas, un buen salario para los profesores y mayor exigencia tanto al personal docente como al administrativo. Da vergüenza que el sistema educativo de este país sea uno de los peores de toda latinoamérica. La educación es Vital. Es la columna vertebral de un pueblo.
  4. Arreglar la situación de los hospitales dominicanos. ¿Cómo es posible que en los centros médicos no hayan jeringas o algodón? ¿Cómo es posible que una operación de emergencia sólo pueda hacerse si los familiares del paciente compran el combustible para encender una planta eléctrica? Los médicos, enfermeras y el resto del personal deben ser bien pagados. Los hospitales deben cumplir con todas las normas de salubridad exigidas a una instituación como esa. Los dominicanos necesitan volver a confiar en los hospitales y no tienen porqué gastar fortunas en centros clínicos privados.
  5. Debe haber una seguridad social que verdaderamente funcione y un plan de pensiones Real. Es inadmisible que a una persona que sirvió por más de 30 años al estado dominicano se le pensione (si es que llega a durar tanto en un cargo público) con 400 pesos al mes. Claro, si no es un político importante, pues éstos con cuatro años se pensionan con más de 100,000 pesos dominicanos.
  6. Que las personas que trabajan en puestos públicos no sean canceladas con el cambio de gobierno. Sólo así se acabará el clientelismo, la poliquetería barata y el robo descomunal que se da en el sector público. ¿En qué quedó el proyecto de carrera administrativa?
  7. Mejorar la comunicación vial y desarrollar un programa de orientación sobre la manera correcta de conducir. Andar por el país es traumático y esta petición va especialmente porque no quiero formar parte de las estadísticas de las personas que mueren en accidentes de tránsito debido al deplorable estado de las avenidas y calles (sin iluminación, sin pintar, hoyos por dondequiera....)
  8. Desarmar a la población pues esto casi parece Vietnam.
  9. Una petición especial para un trato justo y equitativo para las mujeres dominicanas. Que ningún hombre vuelva a amenazar o a maltratar a una mujer. Que todas las de mi género sepan que son criaturas importantes, valiosas, que no deben subestimarse ni permitir que nadie las subestime.
  10. Que funcione cómo debe ser el Departamento de Protección al Menor. Nuestros niños y niñas deben contar con una institución que los proteja y ampare. Hacen falta también albergues para aquellos menores sin hogar, cuyos padres los han abandonado o que son sometidos por sus progenitores a vejaciones o trabajos forzados.
  11. Mucha luz para nuestros gobernantes, funcionarios y congresistas, a ver si se acuerdan que están ahí para mejorar el país, no para desfalcarlo y ridiculizarlo.
  12. Apertura mental para todos, mayor tolerancia, un sentido crítico dispuesto a señalar lo que no está correcto, responsabilidad, mayor participación, menos indiferencia, respeto, un verdadero sentido del trabajo y honestidad. También que a mi pueblo no sólo se le incentive a creer en Dios y temerle, sino que también se le motive a PENSAR.