Literatura Dominicana: Marcio Veloz Maggiolo

La literatura dominicana crece y se fortalece cada día. Anteriormente era una rareza y motivo de gran celebración que una editorial extrajera publicara a un autor local, sin embargo, ahora esto es más común y ya no nos sorprende enterarnos de que un autor dominicano ha sigo incluido en una antología internacional o que su obra ha sido publicada por una editorial reconocida.

Quizás todavía no hay un "boom" por decirlo de alguna manera. Pero eso no significa que no se esté escribiendo y haciendo literatura con calidad. Parte de que no haya una verdadera revolución de las letras dominicanas se debe a varios factores:

1. No existe una industria editorial robusta y consistente que se encargue de publicar y promover las obras de nuestros autores. Esto no sucede exclusivamente en República Dominicana, pero lamentablemente nosotros no contamos ni siquiera con una pequeña parte del engranaje editorial que tienen países como Chile, Colombia, Argentina o México. Esta situación lleva a que la mayoría de los autores deban autogestionar la publicación de sus libros o buscar patrocinio en una institución privada.

2. Los artistas nacionales no cuentan con el apoyo de las autoridades estatales, ya que no hay un interés real y efectivo por parte de los gobiernos por difundir el trabajo artístico que se hace en en el país, no sólo en el campo literario, sino en las demás áreas del arte.

3. La única editorial con recursos (y que no es foránea) con que contamos es la Editora Nacional que sólo publica a los ganadores de los premios nacionales y a las amistades de quienes trabajan en esta dependencia. Muchas veces he cuestionado el criterio con que se seleccionan algunas obras de las que publica esta editorial puesto que siempre, a la vuelta de la esquina, descubrimos que a quien se le está publicando es precisamente a un escritor "miembro del partido" o amigo de uno de los funcionarios de turno.

Claro, esas son tres de las muchas razones que influyen para que la literatura dominicana no ocupe un puesto más trascendente en escenarios internacionales. Si nos ponemos a citar razones, de seguro econtraremos muchas como son la fluctuante calidad de la pluma local o la falta de una labor crítica seria y aguda que se encargue de analizar a profundidad y con rigor el trabajo literario de nuestros autores.

Pese a todas estas razones, que no son ajenas a otras localides del Caribe y del mundo, las letras dominicanas ha dado pasos pequeños pero firmes y cada día están conquistando más logros y llegando a espacios que antes ni soñábamos.

Para muestra, algunos botones:

-Varias novelas del escritor dominicano Marcio Veloz Maggiolo han sido publicadas por editoriales internacionales, como son: El hombre del acordeón, La mosca soldado y La Biografía Difusa de Sombra Castañeda, las tres publicadas por Siruela. Recientemente Alfaguara reeditó su novela Materia Prima.

-También Siruela publicó la novela Mudanza de los sentidos de la escritora Angela Hernández y una antología de cuentos dominicanos en donde figuran importantes autores contemporáneos.

-La novela de Don Marcio, La mosca soldado, obtuvo el Premio José María Arguedas 2006 que otorga Casa de las Américas y con esta obra su autor fue finalista a la Mejor Novela en Castellano 2004 del IV Premio de Novela Fundación José Manuel Lara Hernández, junto a Gabriel García Márquez (Memoria de mis putas tristes), Almudena Grandes (Castillos de cartón), Roberto Bolaño (2666) y Andrés Trapiello (Al morir Don Quijote) quien resultó fue elegido como el ganador.

-En 2002 el brillante escritor dominicano Pedro Antonio Valdez publicó bajo el sello editorial Alfaguara su segunda novela El Carnaval de Sodoma, la cual fue ganadora del Premio Nacional de Novela y llevada al cine en 2006 por el reconocido cineasta Mexicano Arturo Ripstein. Ese mismo año la novela fue reeditada por Alfaguara México.

-Gracias a la gestión cultural del crítico, escritor y catedrático italiano Danilo Manera, un grupo de autores dominicanos ha sido publicado en Italia, tanto en español como en Italiano y algunos de ellos han viajado en varias ocasiones a presentar sus obras. Este es el caso de Manuel Llibre Otero, Rafael García Romero, Máximo Vega, Luis Martín Gómez, Angela Hernández, José Alcántara Almánzar, entre otros .

-En 1998 el poeta y narrador José Acosta obtuvo el Premio Internacional de Poesía Odón Betanzos Palacios de Nueva York con su libro "Destrucciones" y en 2004 fue declarado ganador del VI Premio Internacional de Poesía Nicolás Guillén con su poemario "El evangelio según la muerte". Junto a Pedro Antonio Valdez, este es uno de los escritores actuales más premiados.

-El año pasado Planeta publicó la novela Al fin del mundo me iré del narrador Avelino Stanley, convirtiéndose en el primer dominicano en ser publicado por este reconocido sello editorial. Anteriormente la novela había sido publicada por una editorial italiana.

-En 2001 la editorial española Visor puso a circular Deus ex machina y otros poemas, del poeta y ensayista José Mármol, quien se convirtió en el primer autor de nacionalidad dominicana en ser publicado por esa editorial. Recientemente el prestigioso sello Bartebly Editores publicó Cansancio del trópico, una antología de José Mármol en la que aparece una serie de escritos sobre literatura dominicana. Este es el quinto libro publicado por el autor en España.

-También está el caso muy particular y polémico de la escritora Julia Alvarez. Hija de emigrantes dominicanos, reside en Estados Unidos y es criticada por muchos que consideran que la autora no representa a las letras dominicanas ya que escribe escribe en inglés. Sin embargo, sus novelas tratan temáticas locales. Sus obras más conocidas son "Cuando las hermanas García perdieron su acento", "¡Yo!", "En el nombre de Salomé" y "En el tiempo de las mariposas", la cual fue adaptada al cine en una producción protagonizada por la actriz Salma Hayek.

-Otro caso interesante es el de Junot Díaz, quien reside en Estados Unidos y dentro de sus publicaciones está su libro de relatos "Drown" (publicada en español con el título "Negocios"). Junot también ha sido premiado con el Pushcart Prize XXII (1997), el Eugene McDermott Award (1998), entre otros.

-Por otro lado tenemos a un racimo de escritores jóvenes y talentosos que está escribiendo y haciendo camino. Ese es el caso de Rey Andujar quien ha publicado dos libros con la editorial puertorriqueña Isla Negra: "El hombre triángulo" y "El factor carne". Juan Dicent publicó el año pasado su libro de relatos "Summertime" y próximamente su poemario "Poeta en Animal Planet" será publicado por al editorial Vox de Argentina. Rita Indiana Hernández, conocida performera, ha publicado dos novelas ("La estrategia de Chochueca" y Papi"), así como un volumen de relatos. El primer libro de cuentos de Frank Báez, ganador del Premio de Cuento de la feria del libro será publicado este año, así como el poemario ganador del joven escritor Gregorio Espinal. Ariadna Vásquez Germán publicó en México su novela "Por el desnivel de la acera", Homero Pumarol ya lleva dos poemarios editados ("Cuartel Babilonia" y "Second Raund") y José Alejandro Peña tiene sus propios proyectos editoriales (El Salvaje Refinado y Obsidiana Press) en Estados Unidos.

En definitiva, la literatura dominicana tiene sus aciertos y desaciertos, pero una verdad tan cristalina como el agua es que los escritores dominicanos están escribiendo con lo que tienen y pueden, están dado sus pasos (cortos o largos) y cada día estamos abriendo puertas. Y una puerta que abre un autor nos beneficia a todos, porque cuando un dominicano gana un premio fuera de su país o cuando su libro es editado por un sello internacional, la mirada del mundo se vuelca hacia nosotros, aumentan las oportunidades, ya que la gente se da cuenta de que en Dominicana sí, de que aquí hay escritores, gente que sueña y piensa, que siente una verdadera pasión por las letras y que está haciendo sus aportes. Si lo que hacen los autores dominicanos tiene calidad o no la tiene, eso es algo que ahora no me preocupa demasiado... eso se lo dejo al tiempo. El tiempo sabrá poner las cosas en su lugar.

Ahora los dejo con una entrevista realizada por el periódico El Caribe al escritor Marcio Veloz Maggiolo, quien habla de la reedición de su novela "Materia Prima" por Alfaguara y emite su opinión sobre la literatura dominicana.

Alfaguara edita “Materia prima”, para el autor su mejor novela
Por Glenys González / El Caribe

Materia prima, novela que escribiera Marcio Veloz Maggiolo en 1990, fue publicada en una segunda edición por Alfaguara, luego de 17 años. De su extensa y variada bibliografía, es la única de sus obras que no se había reeditado.

Un clásico del escritor dominicano Marcio Veloz Maggiolo fue relanzado. Se trata de Materia prima, obra ganadora con el Premio Nacional de la Novela en 1990. La editorial internacional Alfaguara seleccionó la obra, según explicó, por considerarla un clásico moderno de la literatura dominicana y por la riqueza del mundo que narra el autor en ella.

Ese mundo, que no es más que las situaciones que se dan en el barrio Villa Francisca, producto de la desmembración, que termina destruyéndolo y arrastrando a sus personajes. Para el propio Maggiolo Materia prima es su mejor novela, la que considera como “la mejor estructurada”. “Tenía mucho interés en que saliera una nueva edición. Es una obra de mucha fuerza.

Vemos la dictadura que desaparece, la ruptura de la familia con la Guerra de Abril, porque está presente, y el problema personal de un barrio que se deshace, en cada parte de esos mundos hay una especie de tragedia intensa”.

En entrevista con El Caribe, a propósito de la puesta en circulación del libro, el autor sostiene que en esta historia “en esencia se resume un relato deprimente en algunas ocasiones, porque es un poco la miseria humana, la confianza rota, el egoísmo. Y todas esas cosas tienen una fuerza coyuntural, porque los personajes ahí, están ligados a una historia barrial, no es la historia de un personaje en sí, es la historia del barrio. Digamos como que vomita su problemática, como cuando destruyes un ambiente y todo se desarticula”, explicó.

Casi dos décadas han transcurrido desde la primera edición de Materia prima, novela que probablemente desconocen las nuevas generaciones. Maggiolo guarda la esperanza que el nuevo lector se entusiasme con su relato. “No es un argumento policíaco, pero tiene la ventaja de que las lecturas y las cartas van conformando un mundo envolvente…”, expresó. El autor asegura que el lector que haya leído la novela y haga una segunda revisión de ella con esta segunda edición, la verá como una historia nueva, pues las circunstancias y el ambiente ya no son las mismos.

Un instrumento para pensar
Para el autor de La mosca soldado la globalización es uno de los factores que subyugan el desarrollo intelectual latinoamericano, pues la ley del mercado obliga a acomodarse.

Es, según el también antropólogo, la búsqueda de nuevos nombres e historias ligeras, una novela que sólo busca entretener, más no hacer que la gente piense, y que complacen a un tipo de lector medio que no le interesa una novela de problemas, ni los grandes escritores tampoco, como Honoré de Balzac o Víctor Hugo. “Decía Fernández Spencer que ‘la novela es un método de conocimiento’ y estoy de acuerdo, porque la novela es un mundo cerrado que cuando sales de él eres otra persona, la novela te enriquece, es un universo nuevo… Uno aprende cosas en la novela”.

Sobre la literatura dominicana dice: “Hay una madurez en la literatura dominicana”, asegura Maggiolo. “Hay mucha gente nueva escribiendo cosas buenas, me parece que ya hay un ritmo.

En el siglo 19 éramos novelistas de una novela, pero ahora hay una secuencia de publicaciones, vamos creciendo y en estos momentos creo que tenemos una posición para el mercado internacional”.

-------------------------------
Más sobre Literatura Dominicana:
-Escritores Dominicanos
-Cielo Naranja
-Abecedario
-El Patio de las Cayenas
-LibroDominicano

*Imagenes: 1. Tamborero/Cándido Bidó. 2. Fotografía de Marcio Veloz Maggiolo.