De regreso

“He vuelto a mi casa,
a mis tristes humedades…” R.S.

Volver a escribir en este blog después de tanto tiempo no me resulta sencillo. La verdad es que cada vez que parto, me cuesta regresar. Por un lado lo deseo, pero por el otro disfruto esas treguas que me doy sin poner entradas. Cada vez que me voy, me doy cuenta de que para mí es necesario hacer estos viajes (o estas huidas) para reencontrarme, para descansar, para darle prioridad y dedicarle más tiempo a otras cosas y personas que me son muy queridas y que forman parte de mi vida. Por eso de vez en cuando es bueno irse, aunque admito que uno siente la tentación de no volver, de partir y no regresar, de aislarse y quedarse para siempre dentro de la colmena.

*Imagen: A woman in the sun/ Edward Hopper.