Agradecimiento

El sábado 08 de marzo fui invitada a compartir con los miembros del Colectivo Atrium, un grupo de jóvenes escritores, músicos y diletantes que cada mes se reunen en una actividad cultural espontánea, sincera y muy especial.

¿El lugar de reunión? La 37 Por Las Tablas, hogar de duendes, una vieja casona remodelada y convertida en un rincón cultural en el que cada día se realizan maravillosas actividades. Su directora es la actriz y bailarina María Ligia Grullón.

Agradezco sinceramente a todos los que asistieron, en especial a los organizadores del Atrium, mis buenos amigos Emmanuel Bretón y Waldo Rincón. También le doy las gracias a mi amiga María Ligia por haber estado ahí, por abrir las puertas de su casa.

Gracias por cantarme a Silvio, por no torturarme demasiado con las preguntas, por la lectura de poemas y sobre todo por haber pensado en mí para pasar con ustedes ese día.