Un tímido regreso

Al abrir la ventana para postear me preguntaba si podía regresar a este blog después de un largo receso sin dar explicaciones, como si nunca me hubiera marchado, como si nada hubiera pasado.

Al escribir esto no sé si es lo que quiero decir, no sé si realmente quiero recomenzar. Me siento muy a gusto donde estoy, aquí en la distancia y el silencio.

Siempre que tomo un receso en el blog me cuesta mucho regresar. Creo que cada vez me está costando más. Presiento que un día no regresaré, que me quedaré por ahí escondida mientras la vida sigue su curso natural.