Shahid

Si te acercas
puede que se duerman todos los cerezos
y descubras el miedo al lado mío
No te fijarás en mis labios como fruta
ni en mi cabello espeso y oscuro
Ya sólo podrás ver a la reina de la noche
a la telaraña oscura
a la belleza deformada por la pérdida.

No me mires si no quieres ver de cerca
el rostro de la destrucción y de la muerte.

Cuando oscurezca
de acuerdo a lo previsto
me pondré el cinturón de explosivos
caminaré decidida hacia los otros
y me volveré astilla que rompe en el pavimento
miedo que me circunda pero no me detiene
luto del que no puedo despojarme
vida que se destruye a sí misma y a los otros
kamikaze sin ningún tipo de futuro.

Eto otchen tijiloh
Esta noche se escribe la última línea de mi destino.

Eto otchen tijiloh
(quiero vengarme)
Esta noche yo diré la última palabra.


© Rosa Silverio 2010
Todos los derechos reservados