El gran duelo


El sábado 03 de marzo la poeta Juana Vázquez Marín y yo nos enfrentamos en un duelo poético a muerte que se realizó en el bar sabinero y literario Los Diablos Azules. Allí estuvimos las dos contrincantes. El evento «Yo, la peor de todas» fue pura diversión y risas. El público se la pasó bien con nuestras ocurrencias y nuestro encono verdulero. Juana y yo nos enfrentamos con nuestros poemas y espadas gracias a un guión que permitió que la gente gozara con la dramatización de las dos artistas, pero al mismo tiempo tuviera su espacio para saborear del todo los textos que leímos.

Al final elegimos a tres voluntarios que subieron al escenario a comentar la actividad y nos dijeron que les recordamos a esos enfrentamientos de los poetas del Siglo de Oro Español. Luego todo el público procedió a la votación y tuve la suerte de alzarme como vencedora con un resultado de 17-11. Sin embargo, tanto para Juana como para mí la verdadera ganadora es la poesía a la que honramos esa noche y a la que nos dedicamos con fruición.