Fiesta en el Ice Bar Madrid



Después de la exitosa presentación de mi libro de relatos «A los delincuentes hay que matarlos» (Punto de lectura, 2012) en el fórum de la Fnac Callao, un grupo de amigos y amigas nos fuimos al Ice Bar en donde habíamos reservado todo el bar para nosotros solos. 

Gracias a las gentiles atenciones de mi querido amigo, el gran fotógrafo Chus Carrá, disfrutamos de una fiesta muy animada en el «iglú», con temperaturas bajo cero, pero calentándonos gracias a los ponchos, la buena música y la buena energía. Y por supuesto que nos calentamos con el champán, el mojito de fresa, los chupitos de vodka con violetas y vodka con mango, así como los chupitos de Brugal. 

Chus, quien en poco tiempo se ha adentrado en mi corazón y se ha convertido en un amigo con el que se puede volar, también nos regaló unas imágenes preciosas que eternizan ese momento de celebración. 

Aquí comparto algunas fotos.

Gracias, mi Chus, eres lo más.