¡Y se abrieron todas las puertas!

Ya he organizado mi primer recital del año y estoy muy contenta con el resultado. El lugar estaba lleno, la gente bailó, se implicó y disfrutó de los poetas quienes lo dieron todo y compartieron una selección de sus mejores textos.

«Abriendo puertas, cerrando heridas» da inicio a un nuevo ciclo de gestión cultural desde Madrid, algo que me apasiona y me hace muchísima ilusión.

Agradezco al bar Diablos Azules por su hospitalidad de siempre, a los poetas invitados y a todo ese público que siempre está atento a las actividades a las que convoco.

Aquí os dejo algunas foticos del evento: